13 de julio de 2024

Cómo elegir la almohada de acuerdo a la postura en la que duermes

Todos deseamos saber cómo elegir la almohada de forma correcta, para que al dormir, el descanso realmente sea reparador. Desafortunadamente muchas veces nos dejamos llevar por las marcas de moda o los precios accesibles y dejamos de lado el qué tan benéficas pueden ser para nuestro cuerpo.

Cuál es la almohada más saludable

Es importante saber elegir la almohada indicada, considerando que la cabeza y el cuello pasan sobre ella alrededor de 6 horas diarias. La almohada elegida debe proporcionar relajación y alineación al organismo.

Para elegir la almohada correcta, también se debe tener en cuenta la forma en que uno duerme. Si se duerme boca arriba lo ideal es una almohada firme; pero si se duerme de lado o boca abajo deberá usarse una almohada fina y blanda.

Si hablamos de cuestiones de higiene, las almohadas de fibra sintética aportan buena ventilación para que la almohada se mantenga fresca. Las almohadas viscoelásticas hacen que la almohada se adapte al cuerpo.

Lo más recomendable es que cada miembro de la familia tenga su propia almohada, considerando que las necesidades y características de cada uno son únicas. Además, lo ideal es que cada 3 o 4 años se cambie de almohadas.

En realidad no se trata de que una almohada sea mejor que la otra. Más bien, todo dependerá de la persona que la requiera. Se debe tener en cuenta el confort que ofrecen y la postura que se usa al dormir, para saber cuál es la mejor. La almohada correcta debe tener un ancho superior al de tus hombros. 

Baja o blanda: es ideal para los niños y las personas que duermen boca abajo.

Acolchada o mediana: la opción adecuada para quienes duermen boca arriba o de lado.

Firme o dura: da soporte al cuello y la cabeza, haciendo que tengan buena alineación con la columna vertebral, la mejor opción para quien duerme de costado.

Las mejores almohadas para evitar el dolor cervical son:

De espuma. Tiene diferentes espesores.

De fibra sintética. La firmeza se define dependiendo de la cantidad de relleno que tenga.

De gel. Aporta comodidad y frescura.

De látex. Material antialérgico, natural y transpirable que se adapta a cada cuerpo.

Viscoelástica. Contiene espuma viscoelástica que aporta firmeza y se amolda perfectamente.

No elegir la almohada correcta puede ocasionar contracturas, lesiones o dolor en la zona del cuello, la espalda y la cabeza.

Comparte esto