24 de febrero de 2024

Trinidad y Tobago en conversaciones con Europa para el suministro de gas venezolano

El proyecto «Dragón» podría suponer las primeras exportaciones de Venezuela de sus vastas reservas de gas en alta mar, con una producción inicial de 185 millones de pies cúbicos diarios. 

El gobierno de Trinidad y Tobago ha iniciado conversaciones con algunos países europeos sobre el suministro de gas natural licuado (GNL) producido a partir de gas venezolano, según informó el lunes el Primer Ministro, Keith Rowley citado por Reuters.

El pasado mes de diciembre, el gobierno venezolano concedió una licencia de 30 años a Shell y a la National Gas Company (NGC) de Trinidad para explotar conjuntamente un prometedor yacimiento de gas en alta mar, ubicado en la penísula de Paria cerca de la frontera marítima entre ambos países.

«Hay un gran interés europeo por lo que está ocurriendo en Trinidad y Tobago en su intento de introducir en el mercado recursos procedentes de Sudamérica», declaró Rowley durante una conferencia sobre energía celebrada en Puerto España.

El proyecto «Dragón» podría suponer las primeras exportaciones de Venezuela de sus vastas reservas de gas en alta mar, con una producción inicial de 185 millones de pies cúbicos diarios

«Este gran proyecto marca un momento histórico para Venezuela, ya que por primera vez se va a producir y exportar gas; y también significa un ejemplo de lo que deben ser las relaciones de cooperación y amistad entre nuestros países», expresaba en diciembre Delcy Rodríguez, vicepresidenta ejecutiva de Venezuela.

Campo Dragón

El campo Dragon está cerca de la frontera marítima entre ambos países. Foto: Archivo.

Las partes han empezado a preparar un plan de desarrollo, dijo en la misma conferencia el ministro de Energía de Trinidad, Stuart Young.

Venezuela intenta sacar provecho de sus reservas de gas para complementar los ingresos procedentes de las exportaciones de petróleo y combustible, que constituyen la mayor fuente de ingresos en divisas fuertes del país.

Por su parte, Trinidad necesita más gas para aumentar la producción y las exportaciones de GNL, amoníaco y metanol a medida que crece la demanda mundial, añadió Loquan.

La nación también está interesada en utilizar su capacidad excedentaria de GNL para procesar el gas de Guyana y Surinam, que pretenden ampliar su producción de petróleo y gas en los próximos años, añadió Rowley.

Reuters: Trinidad y Tobago en conversaciones con Europa para el suministro de gas venezolano

Primer ministro de Trinidad y Tobago, Keith Rowley, en la cumbre Canada-CARICOM. Foto cortesía de Yahoo Finance.

En los últimos años, Trinidad ha aumentado la presión sobre los productores, especialmente en alta mar, para que pongan en marcha la producción de gas lo antes posible, de modo que pueda volver a poner en servicio un tren de GNL inactivo y aumentar las exportaciones.

Se espera que el país capte nuevas inversiones mediante una ronda de licitaciones de bloques en aguas profundas prevista para este año.

Trinidad capta la atención de BP

Entre los proyectos que se espera contribuyan con nuevos suministros está el de Cypre Gas, de 850 millones de dólares, frente a la costa sureste de Trinidad, operado por BP.

El plan de desarrollo del yacimiento de Cypre ha sido aprobado recientemente por el Gobierno, según Young, lo que le sitúa en la línea de obtener el primer gas en 2025.

El proyecto incluye 12 pozos de desarrollo, según la información divulgada previamente por BP.

Los yacimientos de gas compartidos Loran-Manatee y Cocuina-Manakin entre Venezuela y Trinidad, y un proyecto para recuperar el gas quemado de Venezuela también podrían contribuir al suministro de gas previsto de Trinidad a partir de 2028, según Loquan.

Aguacatetv.com/Banca y Negocio

Comparte esto