Qué hacer en el embarazo si tienes diabetes a los 30 años


La diabetes es una enfermedad crónica caracterizada por niveles de glucosa muy altos, lo cual no sólo afecta tu salud, también la de tu bebé en la gestación. Te decimos qué hacer en el embarazo si tienes diabetes a los 30 años.

La etapa de los 30 años, es una de las más importantes para hombres y mujeres. Suele asociarse con una mayor estabilidad emocional, mental y económica, que nos hace pensar en planes a futuro y responsabilidades, como lo es tener un hijo.

Sin embargo, a esta edad no sólo cambia nuestro pensamiento, también el metabolismo, lo que nos hace más vulnerables al riesgo de desarrollar diabetes, una condición que se relaciona con diferentes complicaciones si no se trata, que pueden extenderse al feto.

¿Cómo prepararme para el embarazo si tengo diabetes?

El control de la diabetes es fundamental para prevenir los problemas de salud asociados a ella. Esto es importante desde el diagnóstico y antes de quedar embarazada, pues los niveles altos de glucosa en sangre pueden ser perjudiciales para el bebé desde las primeras semanas de embarazo, incluso antes de enterarte del embarazo.

Si acabas de enterarte de tu embarazo, consulta a tu médico para elaborar un plan. En caso de estar en la búsqueda, platica con él para ayudarte a llevar un control de los niveles de glucosa.

De acuerdo a los especialistas, los niveles que se buscan en estos casos, son diferentes y es importante intentar mantener los valores lo más cercanos a lo normal antes de embarazarte. Para tener una preparación completa, el instituto médico Mayo Clinic, recomienda:

* Llevar un control médico. Platica con tu doctor, pero también, lleva un buen control de otras afecciones o complicaciones de la diabetes que pueden agravarse con el embarazo.

Asimismo, es posible que se haga un ajuste de los medicamentos para la diabetes e hipertensión, buscando opciones más seguras para usar en el embarazo.

* Cuida tus niveles de glucosa. Apégate a los niveles que recomienda tu médico, de esta forma reducirás el riesgo de aborto espontáneo o defectos congénitos que pueden afectar el cerebro, la médula espinal y el corazón. En estos casos, los glucómetros pueden ser grandes aliados.

* Lleva una dieta saludable. La nutrición es importante para el tratamiento de la diabetes, pero también en caso de embarazo. Busca apoyo de un especialista y pregunta por la necesidad de tomar vitaminas como ácido fólico y otras de tipo prenatal.

* Actívate. Si vives con diabetes, la actividad física debe ser parte de tu vida; platica con tu médico sobre las actividades físicas ideales para ti. De igual modo, cuida tus niveles de glucosa antes y después del ejercicio, para evitar que estos bajen demasiado.

¿Cómo controlar la diabetes en el embarazo?

Mantener un control en tu azúcar en sangre durante el embarazo si tienes diabetes, reduce las probabilidades de problemas para tu bebé, así como complicaciones de la diabetes para ti. Para ayudar a que esto se logre, además de planificar tu embarazo, los Centros para el Control y la

1. No olvides el seguimiento médico. Las citas de control son indispensables durante el embarazo, pero suele ser necesario aumentar su frecuencia cuando se vive con diabetes, con el objetivo de prevenir y detectar problemas en una etapa temprana.

2. Come saludablemente. Acércate a un experto en nutrición, para crear un plan que sea accesible y agradable para ti, pero también te ayude a controlar tus niveles de glucosa, mientras te nutres y nutres a tu bebé.

3. Haz ejercicio con regularidad. Al menos que tu médico indique lo contrario, intenta hacer al menos 30 minutos de actividad física de moderada a intensa, por lo menos 5 días a la semana.

4. Toma tus medicamentos. Tanto las medicinas orales como la insulina, deben usarse como lo indica tu médico, de esta forma reduces riesgo.

5. Trata los niveles bajos de azúcar. Al llevar un estricto control de la glucosa, existe la posibilidad de presentar una baja de azúcar… Lleva siempre contigo caramelos, gel de glucosa o similares, para estos casos.

6. Lleva un buen control de tu azúcar. Durante el embarazo las necesidades de energía en el cuerpo cambian, por lo que también pueden cambiar los niveles de azúcar rápidamente. Medirlos te ayudará a ajustar el consumo de alimentos, ejercicio e insulina, según los resultados.

Finalmente, es importante que tengas un equipo médico expertos en diabetes y embarazo, de esta forma tendrás mayor tranquilidad de que tienen experiencia en embarazos como el tuyo.

¿Cuáles son los riesgos de la diabetes en el embarazo?

Los niveles altos de glucosa, antes y durante el embarazo, son peligrosos para la madre y el feto. Por lo tanto, si tienes diabetes tipo 1 o 2 y no controlas tus niveles de azúcar, los National Institutes of Health, señalan que puede llevar a:

Empeorar los problemas relacionados con la diabetes a largo plazo

* Un riesgo más elevado de aborto espontáneo o muerte fetal

* Aumentar las probabilidades de nacimiento prematuro

* Riesgo de preeclampsia, caracterizada por presión arterial alta, proteína en la orina e inflamación frecuente de los dedos en manos y pies, lo cual puede causar daños tanto a la madre como al bebé

* Mayor riesgo de que tu bebé tenga exceso de peso al nacer o sea demasiado grande, lo cual puede causar problemas durante el parto y hacer necesaria una cesárea.

* Mayor riesgo de que tu hijo presente problemas respiratorios

* Mayor riesgo de que el bebé tenga un nivel bajo de glucosa en sangre al nacer

* Un riesgo más elevado de defectos de nacimiento

¿Qué es la diabetes gestacional?

No es lo mismo padecer diabetes previamente, que presentar diabetes gestacional. Esta se desarrolla solo durante el embarazo, pero que también puede causar problemas de salud a la madre y al bebé, por lo que es importante controlarla.

El National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, explica que este tipo de diabetes ocurre cuando el cuerpo no puede producir la insulina adicional que necesita durante el embarazo.

Esto tiene relación con que, durante esta etapa, el cuerpo produce hormonas especiales y sufre cambios como el aumento de peso, lo que provoca que las células no usen bien la insulina, conocido como resistencia a la insulina.

Si bien todas las embarazadas tienen cierta resistencia a la insulina al final del embarazo, la mayoría pueden producir suficiente insulina para vencerla, cuando esto no ocurre, aparece la diabetes gestacional.

El riesgo es mayor en mujeres con exceso de peso u obesidad y aquellas que tengan antecedentes familiares de diabetes. Para detectarla, se suele hacer una prueba entre las 24 y 28 semanas de embarazo, aunque si tienes mayor probabilidad de desarrollarla, puede adelantarse.

Una vez que se detecta, controlar los niveles de glucosa es fundamental. En algunos casos se logra con alimentación y actividad física, y en otros es necesario la medicación. Sigue las indicaciones de tu médico para reducir los riesgos relacionados con la diabetes.

Ahora que ya sabes qué hacer en el embarazo si tienes diabetes a los 30 años, sigue estas recomendaciones y, sobre todo, acércate a tu médico para prevenir complicaciones.

Aguacatetv.com/Salud180.com

0 comments on “Qué hacer en el embarazo si tienes diabetes a los 30 años

Deja una respuesta

Aguacate Radio

ESTAMOS TRANSMITIENDO


PULBICIDAD

InterServer Web Hosting and VPS
A %d blogueros les gusta esto: